NUEVA COLECCIÓN DE MANGO COMMITTED

Moda

La modelo Saskia De Brauw protagoniza la cuarta cápsula de prendas sostenibles y habla de su trabajo como artista dando una segunda vida a objetos encontrados

En la necesidad por alejarnos del caos, la serenidad actúa como cura para el día a día y para la inspiración de prendas comprometidas con el medio ambiente, como la nueva cápsula de MANGO Committed. La colección de prendas diseñada con tejidos reciclados y a partir de fibras sostenibles y que MANGO lanzó por primera vez el pasado año.

La modelo Saskia De Brauw es la protagonista esta campaña fotografiada en el parque natural de “Aiguas Tortas”. A su faceta en el mundo de la moda se añade la de artista introduciendo elementos fotográficos, gráficos o incluso “art performance”. La artista desarrolla sus trabajos centrándose en conceptos como el espacio, el paso del tiempo o las ciudades, un símbolo de mucha actividad. Sus observaciones se trasladan a obras realizados con objetos rescatados de diferentes destinos para llegar a una claridad y simplicidad visual propia.

Esta belleza minimalista se traslada de la misma forma a las prendas que componen esta cápsula. Materiales naturales como la lana, fibras biodegradables como Tencel TM o fibras recicladas como la viscosa se utilizan en siluetas de colores blancos, marrones o berenjena.

MANGO Take Action

La colección de MANGO Committed no es la única iniciativa de moda sostenible de la firma. El deseo por seguir creando moda con consciencia ha hecho que MANGO firme el objetivo de aumentar la proporción de fibras sostenibles y se comprometa a que en 2022, el 50% de su algodón apoye el uso sostenible de esta fibra.

Además, MANGO continúa con su proyecto SECOND CHANCES de reciclaje de ropa y calzado destinando las prendas recogidas a la reutilización local (52%), la reutilización internacional (10%), reciclaje para nuevas funciones (20%) y valorización energética (18%).

MANGO nació en 1984 y, a día de hoy, es uno de los principales grupos de moda del mundo. Con origen y sede central en Barcelona, dispone de una extensa red de 812.000 m2 en 110 países. Desde su Centro de Diseño “El Hangar” en Palau-solità i Plegamans se diseñan cada año más de 18.000 prendas y accesorios acordes a las tendencias de la temporada. La compañía cerró 2017 con unas ventas de 2.194 millones de euros. Más información en www.mango.com