Seguridad en la Web

Tecnología

A todos nos encanta estar conectados: sin embargo, para nadie es un secreto, que estamos expuestos a un sin fin de situaciones que pueden amenazar nuestra seguridad. Por esta razón, Google te presenta algunas herramientas para proteger tu privacidad.

Activa SafeSearch

SafeSearch es un filtro que puede ayudarte a bloquear contenido inapropiado o explícito de los resultados de Búsqueda de Google. Si bien ningún filtro es perfecto, si SafeSearch está activado, las imágenesy los vídeos con contenido sexual explícito, así como los resultados que puedan dirigir a contenido explícito, se excluirán de las páginas de resultados de Búsqueda de Google.

1. Accede a la página Configuración de búsqueda

2. En la sección Filtros SafeSearch, marca o desmarca la casilla situada junto a la opción Activar SafeSearch.

3. En la parte inferior de la página, haz clic en Guardar. Guía paso a paso: g.co/AyudaSafeSearch

Crea Usuarios Supervisados en Chrome

Si creas un perfil de usuario supervisado, puedes tener más control sobre los sitios web que visitan otros usuarios en Chrome. Por ejemplo, puedes configurar un perfil supervisado para hermano menor, permitir o bloquear el acceso a sitios web determinados, ver los sitios web que fueron visitados, impedir la instalación de aplicaciones y extensiones, etc.

1. Abre Chrome.
2. En la parte superior derecha del navegador, haz clic en el botón con tu nombre o en el ícono de persona

3. Haz clic en Cambiar de persona.
4. Haz clic en Agregar usuario.
5. Elige una foto y un nombre.
6. Marca la casilla que aparece junto a “Supervisa esta persona para controlar y ver los sitios web que visita desde tu cuenta de Google”.
7. Haz clic en Guardar.

Crea contraseñas fuertes y únicas para tu familia

Las contraseñas son las puertas de acceso a nuestras cuentas y, sin dudas, uno de los aspectos más importantes de la seguridad en línea. Ayuda a los miembros de tu familia a crear contraseñas que combinen letras mayúsculas, minúsculas, símbolos y números. Explica que no es seguro usar ‘123456’ o ‘password’ como contraseña (¡todavía hoy estas son las contraseñas más utilizadas!).

Utilizar la misma contraseña para tus cuentas es como utilizar la misma llave para cerrar tu casa, tu carro y la oficina. Si alguien obtiene acceso a una cuenta, todas las demás se ven comprometidas.

Una buena técnica para crear contraseñas fuertes es pensar es una frase que sólo tú conozcas. Por ejemplo “Mis amigos Juan y Maria me envían correos una vez al día”, y luego utilizar la primera letra de cada palabra para recrearla, agregando números y símbolos: MaJ&Mmec1ad.

Mantén tus contraseñas privadas

Recuerda a los miembros de tu familia no compartir las contraseñas con amigos. Aunque pueda parecer evidente, las contraseñas son secretas y deben tratarse como tales. También es una buena idea cerrar sesión cuando utilizas aplicaciones en dispositivos que no te pertenecen, ya sea en el móvil de un amigo, o en una computadora de uso público.