TONI ERDMANN

Entretenimiento

Una película que habla de Winfried (Peter Simonischek), quien no ve mucho a su trabajadora hija Ines. El es un profesor de música que al quedarse sin estudiantes y después de la muerte de su viejo perro, decide sorprenderla con una visita. Es una situación incómoda porque Inés es una profesional que está trabajando en un importante proyecto como estratega corporativa en Bucarest. A Winfred, un constante bromista le encanta molestar a su hija con bromas cursis, lo que no va muy bien en su estilo de vida rutinario de largas reuniones y compromisos laborales. Padre e hija llegan a un callejón sin salida, y Winfried acepta regresar a Alemania. Disfrazado como el llamativo “Toni Erdmann”: el alter ego de Winfried, con un traje pegajoso, peluca extraña y dientes falsos más extraños, Toni se intromete en la vida profesional de Ines, afirmando ser el entrenador de vida de su CEO. Como Toni, Winfried es más audaz y no se contiene, pero Ines resuelve el desafío. Cuanto más se presionan, más cercanos se vuelven. En toda la locura, Inés entiende que su excéntrico padre merece un lugar en su vida después de todo.